Accidente de Los Alfaques
Inicio
Escríbenos
Mapa del sitio
Foro de opinión
Últimas noticias
Blog de noticias
Por Nº ONU
Listado
Búsquedas

Contratar consejeros
Sanciones 2013
Sentencias
Autoridades
Transportista ADR

Contratar formación
Consejero a distancia
Consejero presencial
Consejeros ferrocarril
Cursos a medida

Comprar libros
Consejero
ADR 2015
RID 2015
IMDG 2006
Didácticos
Técnicos
Jurídicos
Normativa

Test conductor ADR 2012
Test conductor cisternas
Test conductor explosivos
Test conductor radiactivos

Test conductor CAP 2013
Común Conducción racional
Común Normativa
Común Seguridad Vial
Mercancias Conducción racional
Mercancias Normativa
Mercancias Seguridad Vial

Test transportista 2013
Derecho privado
Empresario mercantil
Derecho social
Derecho fiscal
Comercial y financiero
Acceso al mercado
Explotación y técnica
Seguridad en carretera

Test consejero ADR 2015
Test consejero Exlosivos
Test consejero Gas
Test consejero Radiactivos
Test consejero Hidrocarburos
Test consejero Resto

Legislacion
ADR 2015 carretera
RID 2015 ferrocarril
IMDG 2012 marítimo
OACI 2013 aviación civil
IATA 2013 agencias tte

NºPEL
NºONU
Carta de porte
Instrucciones escritas
Expedidores

Transportistas
Proveedores
Anuncios
Envases ADR
Etiquetas ADR
Almacén APQ

Fotos ADR
Cisternas ADR
Prácticas en Aymair
Simulacro en León
Simulacro en Torrejón
Curso en Fuenlabrada

Emergencias
Carreteras
Restricciones
Los Alfaques
Prevencion

Medioambiente
Gestores de residuos
Catálogo de residuos


El Mundo

26/12/1999 ESPAÑA: TRANSPORTE DE MERCANCIAS PELIGROSAS. LA CIUDAD TENDRÁ UN APARCAMIENTO PARA MERCANCIAS PELIGROSAS.

-LOS CAMIONES ESTARAN VIGILADOS-
La ciudad tendrá un aparcamiento para mercancias peligrosasPEDRO BLASCO
MADRID.-El Ayuntamiento de Madrid busca 5.000 metros cuadrados para construir un aparcamiento para camiones o furgonetas que transportan mercancias peligrosas.
Decenas de vehículos atraviesan cada día la ciudad por las carreteras de circunvalación. En varias ocasiones se ha calificado a estos camiones como bombas rodantes. La sombra del accidente del cámping de Los Alfaques (Tarragona) planeará durante muchos años sobre los responsables del tráfico en España. Aquel accidente provocó que se endureciera toda la legislación sobre el transporte de este tipo de sustancias. Sin embargo, más de 20 años después aún existen algunas lagunas. Una de ellas es la falta de espacios donde aparcar un vehículo de estas características.
Los transportistas habían solicitado al Ayuntamiento de Madrid en numerosas ocasiones que se creara una zona donde dejar las cisternas para evitar un aparcamiento suicida. Se pretende que si un conductor tiene que hacer una parada reglamentaria, o simplemente está cansado y quiere descansar, tenga un lugar donde dejar su camión sin que pueda ser robado o siquiera manipulado.
Gerencia de Urbanismo lleva ya varias semanas trabajando en la petición que ha realizado el concejal de Bomberos del Ayuntamiento, Miguel Angel Araujo.
Los responsables municipales buscan un solar que tenga aproximadamente unos 5.000 metros cuadrados y esté cerca de la M-40 o M-30, vías que son utilizadas por estos profesionales del volante.
Este recinto también podría ser utilizado por vehículos más pequeños. Se evitarán así circunstancias como las que han sucedido varias veces en Madrid cuando los ladrones se han llevado algún vehículo que contenía materiales radiactivos u otro tipo de sustancias peligrosas o contaminantes. Ha sido necesaria la llamada a la población para localizar el vehículo y recuperar así las sustancias peligrosas.
El recinto que busca el Ayuntamiento estará cercado para evitar que personas no relacionadas con el transporte puedan entrar en el aparcamiento. Igualmente estará vigilado por guardias, posiblemente privados, durante las 24 horas, para controlar la entrada y la salida de vehículos y para impedir los robos tanto de los propios vehículos como de los objetos depositados en el interior de los mismos.
También se tiene previsto levantar una pequeña construcción en la que habría algunas habitaciones, para que descansen los conductores que necesiten reposo.
La construcción de este aparcamiento tendrá en cuenta la nueva ordenanza de prevención y extinción de incendios que fue aprobada por el último Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid y que se ha redactado en consenso con el Ayuntamiento de Madrid.

Las afueras

Está claro que el aparcamiento se construirá en un terreno fuera del casco urbano, cerca de la M-30 o de la M-40, aunque hay más posibilidades de que sea en esta segunda carretera.
No se quiere volver a las noches de nervios después de que la Policía Municipal encontrara algún camión cisterna con sonidos extraños en sus válvulas.
Los conductores han utilizado durante mucho tiempo los polígonos industriales cercanos a Legazpi o la M-30 para aparcar estos vehículos, a pesar de que supieran que llevaban mercancias peligrosas. Esta es la circunstancia que se quiere evitar con este nuevo aparcamiento vigilado permanentemente.
El Ayuntamiento va a realizar la búsqueda del solar con la mayor discreción posible.
«Si cuando se ha querido poner una gasolinera los vecinos se han levantado contra el Ayuntamiento, no quiero pensar qué sucederá si los vecinos se declaran en contra de un aparcamiento de vehículos para sustancias peligrosas», afirmaba a este periódico un responsable municipal.
Confían en que la zona elegida esté lo suficientemente lejos de los núcleos urbanos para que no se produzcan movilizaciones que enfrenten a la Corporación con los ciudadanos. El Ayuntamiento no quiere que se retrase el proyecto, algo que se considera urgente por parte de los responsables municipales de protección civil.
Aún no se conoce el precio que deberán abonar los camioneros, pero se calcula que será una cantidad que no provoque el rechazo de los transportistas y que éstos prefieran dejar sus vehículos fuera del recinto.

(c) Diario El Mundo, 1999.